DEFINICIÓN DE CONTROLOGÍA

“Un buen estado físico es el primer requisito para ser feliz”. Esta frase de H. J. Pilates podría resumir perfectamente la filosofía del método creado por él. Un buen estado físico que se consigue haciendo intervenir no sólo el cuerpo sino también la mente y el espíritu, con el objetivo final de “realizar las múltiples tareas de nuestra vida diaria con agrado y energía.”

La Contrología es un programa de entrenamiento físico y mental que considera cuerpo y mente como una unidad, dedicándose a explorar el potencial de cambio del cuerpo humano.

Este cambio, que tiene por objetivo alcanzar un mejor funcionamiento corporal, se basa en el fortalecimiento del “Centro de energía”(Power House), expresión que denomina la circunferencia del tronco inferior, siendo ésta la estructura que soporta y refuerza el resto del cuerpo.

El segundo pilar del método es la aplicación de los seis Principios Básicos Fundamentales: Concentración, Control, Centro, Fluidez en los movimientos, Respiración y Precisión.

La Contrología es la completa coordinación de cuerpo, mente y espíritu.

Un sistema único de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento desarrollado por H. Joseph Pilates a punto de cumplir los noventa años. Trabaja en secuencias de movimientos controlados y precisos, con un equipo de aparatos especializados diseñados por Hubertus Joseph Pilates, que ofrecen un conjunto de resistencias variables al esfuerzo muscular que actúan como los propios músculos, combinando este trabajo con el trabajo de suelo o colchoneta. Los ejercicios se realizan en distintas posiciones (acostados, sentados, arrodillados, inclinados y en pie), evitando siempre el impacto o la presión sobre los músculos, articulaciones y tejidos.

Las sesiones son íntegramente supervisadas por profesores debidamente cualificados y diplomados. Las personas que practican regularmente este método desarrollan el cuerpo de una forma armónica, vigorizan la mente, elevan el espíritu, mejoran su postura, se mueven con mayor desenvoltura, duermen mejor y consiguen un cuerpo más fuerte, flexible y una figura más estilizada.

La Contrología facilita la armonía y el equilibrio muscular.

Es un método eficaz por sí mismo, no es un método que fatigue ni aburra y debe practicarse en su máxima pureza sin mezclar simultáneamente con otras disciplinas o terapias.

El método equivale a una “ducha interna”: su corazón bombeará con mayor fuerza y mejor ritmo, pero evitando que se acelere y realice un trabajo excesivo, el torrente sanguíneo circulará con renovado vigor y regularidad, oxigenará la sangre, estimulará el drenaje linfático y los órganos internos.

“Lo ideal sería que nuestros músculos obedecieran a nuestra voluntad, o lo que es lo mismo, que ésta no estuviese dominada por las acciones reflejas de nuestros músculos”. “Es la mente la que guía el cuerpo”.

Joseph Pilates creía en el poder de la mente para controlar el cuerpo, por lo que no es extraño que muchas personas queden muy sorprendidas ante el bienestar y energía que sienten después de sus primeras clases, y demostró su teoría una y otra vez a lo largo de muchos años de investigación y entrenamiento.

La meta es la armonía mental y física: la realización de las capacidades físicas de cada persona y la corrección de desequilibrios y debilidades, por lo que lo recomendamos a casi todo tipo de personas siendo indiferentemente la edad y profesión.

Pont, Javier Pérez; Esperanza Aparicio Romero. El Universal Reformer (Contrology Pilates Physical Collection nº 1) (Spanish Edition)